Usos y beneficios de la manteca de karité

La manteca de karité proviene de la nuez seca del árbol villetaria paradoxa, conocido también como karité que significa “árbol de mantequilla”. Crece en especial en países de África Occidental como Mali, Sudán, Burkina Faso o Costa de Marfil. Se conocen distintos usos y beneficios de la manteca de karité, entre ellos, los comestibles. Se emplea en la gastronomía local y en la industria chocolatera para sustituir la manteca de cacao. Pero su uso más conocido es el que se le da en cosmética debido a sus increíbles propiedades. ¿Qué beneficios aporta a la piel?

 

Usos y beneficios de la manteca de karité

 

Nutrición

El karité es rico en vitamina F, que en realidad no es una vitamina, sino el nombre que se le da al grupo de ácidos grasos insaturados compuestos por omegas 3 y 6. Estos son fundamentales, a través de la alimentación, para el correcto funcionamiento del organismo. A nivel tópico se encargan de mantener la piel en un perfecto estado y la epidermis perfectamente nutrida. Además también aporta vitaminas A, D y E que actúan como antioxidantes. 

 

Hidratación

El cuerpo no sintetiza por si mismo estas vitaminas y ácidos grasos, por lo que es necesario que se los proporcionemos, tanto mediante nuestra dieta, como aplicados en productos cosméticos. Las cremas enriquecidas con manteca de karité, se absorben por la piel y se convierten en parte estructural de la membrana celular, proporcionando una hidratación en profundidad y, por consiguiente, una piel más flexible y sana. Si quieres conocer con más detalle la diferencia entre nutrir e hidratar, no dejes de leer este artículo.

Protección

La manteca de karité también actúa como protector contra las agresiones externas como el frío o el calor, el agua del mar o el cloro de las piscinas. Crea una barrera natural sobre la piel contra los rayos UVA y UVB. Si combinamos este producto con una crema con FPS como la hidratante para pieles secas de SILVIMARA, obtendremos una protección mucho más eficaz contra el fotoenvejecimiento. 

 

Regeneración

Además es un regenerador celular muy potente y se puede utilizar para prevenir o tratar problemas de dermatitis. Asimismo, puede reducir algunos signos de envejecimiento y es apta para calmar pieles irritadas, incluso en caso de picaduras o quemaduras. Si la aplicamos por la noche, la piel amanecerá jugosa, suavizada y restaurada. El uso de la manteca de karité después de tomar el sol, ayuda a mantener el bronceado por más tiempo. 

 

Al tratarse de un producto fundamentalmente graso, es perfecto para pieles secas o con tendencia a descamarse. Sin embargo, el uso de manteca de karité en su estado más puro, puede ayudar a equilibrar todo tipo de pieles sin obstruir los poros. No cabe duda de que se trata de un ingrediente natural maravilloso que no podíamos dejar de incluir en nuestros productos para pieles secas. 

 

En SILVIMARA, encontramos este apreciado ingrediente en la crema hidratante fps15 para pieles secas y en la crema nutritiva de noche para pieles secas.

 

www.SILVIMARA.com 

Otros artículos recomendados