La limpieza de la piel para una mejor absorción de los productos cosméticos

Es normal que a lo largo de los días se vayan acumulando residuos e impurezas sobre nuestra piel. La polución propia del ambiente, los restos de productos o la propia grasa y restos de piel muerta, hacen que los poros se obstruyan y que la piel tenga un aspecto apagado y áspero. Limpiar y exfoliar la piel es tan importante como hidratarla y nutrirla. En este artículo te hablamos sobre la limpieza de la piel para una mejor absorción de los productos cosméticos que usamos a diario.

Cómo realizar correctamente una limpieza de la piel para una mejor absorción de los productos cosméticos.

 

Lo recomendable es utilizar un exfoliante específico para eliminar piel seca, células muertas y residuos, que otros productos de limpieza no consiguen arrastrar. El resultado será una piel mucho más suave y luminosa. Pero además, con la exfoliación, le estaremos aplicando a la piel un masaje que conseguirá mejorar la circulación sanguínea, algo imprescindible para mantener la piel bien oxigenada desde sus capas más profundas. Otro de los beneficios es que estaremos preparando los poros de la piel para absorber mucho mejor el producto hidratante que apliquemos a continuación. 

 

Cómo exfoliar el rostro

Para exfoliar el rostro de forma correcta, se recomienda hacerlo por la mañana, ya que la noche es el periodo de renovación celular. Se aplica el producto sobre la piel húmeda o seca y se masajea con movimientos circulares durante no más de medio minuto. Comienza desde el centro del rostro y ve trabajando el producto hacia afuera. No es conveniente insistir más de 30 segundos para no irritar la piel ni eliminar su capa protectora natural. También hay que evitar el contorno de ojos. A continuación, retiramos el producto con abundante agua tibia. Acto seguido, puedes aplicar una toalla humedecida con agua fría para cerrar los poros, seguir estimulando la circulación y refrescar el rostro. La rutina finaliza con la aplicación de la crema hidratante específica para cada tipo de piel. 

 

Cómo exfoliar el cuerpo 

La exfoliación del resto del cuerpo también tiene beneficios muy visibles y recomendables. Incluyendo este hábito de belleza a tus cuidados cotidianos conseguirás tener una piel más suave con una textura más bonita. También se eliminan esas zonas rugosas que suelen aparecer en los codos, las manos o los pies y se previene la aparición de granitos. El producto se suele aplicar en la ducha para mayor comodidad. Para activar la circulación sanguínea, lo ideal es empezar por los pies e ir subiendo por el resto del cuerpo finalizando con las manos.  Una vez aclarada la piel, terminaremos aplicando nuestra crema para cuerpo. Lograremos que, al estar limpia y estimulada, absorba todos los nutrientes y quede mucho mejor hidratada.

Algunos consejos importantes

La exfoliación no debe realizarse más de 1 o 2 veces por semana y hay que utilizar un producto distinto para el rostro y otro para el resto del cuerpo. Esto es así porque el cutis es mucho más sensible, por lo que las partículas exfoliantes de los productos para rostro son más pequeñas y en menos cantidad. La zona del cuello y el escote es delicada, por lo que se debe exfoliar con el producto del rostro. Tampoco es recomendable realizar una exfoliación en áreas donde la piel esté sensible o irritada. 

 

Los exfoliantes para rostro y cuerpo de SILVIMARA contienen oliva que arrastra las impurezas de forma suave. Otros ingredientes son el extracto de papaya, el aceite de limón o los polifenoles de la uva, por lo que además de realizar una limpieza profunda a tu piel, estarás tratándola con componentes naturales. 

 

www.SILVIMARA.com

Otros artículos recomendados